Tras presentar al Ministerio de Ambiente y Agua, el informe de levantamiento de observaciones realizadas al Estudio Ambiental confeccionado por MARILOGINSA, ha obtenido la aprobación satisfactoria de las Unidades de Patrimonio y Natura, Parque Nacional Yasuní y está la espera de aprobación por parte de la Unidad de  Calidad Ambiental, entidades adscritas a la mencionada Cartera de Estado. Una vez aprobado el informe culminaría la cuarta fase del Proceso de Licenciamiento Ambiental para el Transporte Fluvial de Sustancias Químicas, Materiales y Desechos Peligrosos.

El proceso de licenciamiento comenzó en 2018 con la solicitud y aprobación de los requisitos previos. En 2019 se realizaron estudios ecológicos para la determinación de áreas sensibles y áreas de influencia. Como parte de estos estudios se realizó un análisis de riesgos asociados al transporte fluvial de sustancias químicas y desechos peligrosos y se conformó un informe de hallazgos.

Para inicios de 2020, Mariloginsa confeccionó el Plan de Manejo Ambiental, el que cuenta con nueve sub-planes, entre los que se encuentran: de Mitigación y Prevención de Impactos; de Manejo de Desechos; de Comunicación y Educación Ambiental; de Contingencias; y, de Relaciones Comunitarias. A mediados de ese mismo año nuestra empresa presentó el Estudio de Impacto Ambiental y fue objeto de varias auditorías de control ejecutadas por el Ministerio de Ambiente y Agua del Ecuador. A finales de 2020 comenzaron las actividades correspondientes a la cuarta fase del proceso:  el registro generador de desechos que contempla el protocolo para el etiquetado,  almacenamiento, tratamiento y disposición final de los desechos que producimos y el correcto ingreso de información al sistema nacional.

A la fecha nuestra empresa se encuentra organizando las actividades relacionadas con la quinta, y última, fase de su Licenciamiento Ambiental, entre las que destaca la evaluación social a través de la socialización del estudio ambiental en las comunidades que residen en la zona de operaciones. Esta actividad será realizada en coordinación con los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GADs) de las provincias amazónicas de Orellana y Sucumbíos, a lo largo de más de doscientos kilómetros de ruta fluvial, que involucran cuatro municipios y quince GADs parroquiales, entre los que se encuentran Francisco de Orellana, Pompeya, San Carlos, Limoncocha, Pañacocha, y Aguarico. La zona, además de ser uno de los lugares más biodiversos del planeta, es el hábitat en el que conviven múltiples culturas ancestrales: asentamientos Shuar, Secoya, Huaoarani, Kichwa Amazónico, Siona, Cofan. Para Mariloginsa es un orgullo y un privilegio operar en este espacio, por lo que estamos altamente comprometidos en su cuidado y protección.